DISISENGLISH.ES

Mi experiencia con alumnos disléxicos

Con esta entrada al blog, me encantaría contaros un poco mi experiencia con alumnos con dislexia durante estos años. Todo empezó cuando decidí estudiar Pedagogía y especializarme en dificultades de aprendizaje, un mundo que me apasiona y en el que queda mucho por descubrir, aprender y trabajar.

El primer contacto que tuve fue durante la etapa universitaria trabajando de forma voluntaria en un centro de atención y compensación educativa donde proporcionábamos apoyo tanto educativo como psicológico a alumnos que lo necesitaran, el segundo contacto fue en Inglaterra, trabajando con alumnos con necesidades educativas y apoyando a estos alumnos con ciertas materias.

La dislexia es un trastorno del aprendizaje que supone una dificultad a la hora de leer, afecta a zonas del cerebro que procesan el lenguaje.

En base a mi experiencia, las personas con dislexia llegan a tener éxito en la escuela con ayuda del profesor o su familia, partes muy importantes a la hora de su educación. Digo esto, porque cada vez que comienzo una de mis clases de inglés, y pregunto sobre la experiencia que han tenido con este idioma, la mayoría de las veces, por no decir el 100% “culpan” sus malas notas, su bajo rendimiento o la falta de motivación a algunos profesores que han tenido durante la etapa de la educación obligatoria. He escuchado comentarios como “no me hacían caso” “no me ayudaban” “pasaban de mí”, está claro que las aulas en España cada vez tienen más estudiantes, y los profesores más trabajo, pero eso no es una razón para “dejar de lado” a estos estudiantes que nos necesitan más que nadie.

En mi caso, no es necesario estar todo el tiempo delante diciéndoles lo que tienen o no tienen que hacer, simplemente que ellos te vean como un guía en su proceso de aprendizaje.
¿Sabéis que es el efecto Pigmalión? El efecto Pigmalión en Pedagogía, se refiere a la fuerte influencia que tiene una persona (en este caso puede ser el profesor o la familia) del rendimiento de otra. Así que de forma involuntaria estamos influyendo en todo momento en la vida académica de otra persona.

Creo firmemente que la motivación y el apoyo que podemos proporcionar a los alumnos con dislexia puede influir de forma muy positiva en su futuro. Y gracias a que la sociedad evoluciona y tenemos más medios para diagnosticarlo a tiempo, debemos aprovecharlo.
Durante mi estancia en Inglaterra, me encontré con algunos alumnos que querían aprender y mejorar su español. La dificultad a la hora de aprender una segunda lengua aumenta cuando tienes dislexia, necesitas mucho más tiempo para “retener” toda esa información nueva. Lo más importante es la constancia, el esfuerzo diario y las ganas de aprender día a día.

Estos últimos años trabajando con estudiantes con dislexia, he aprendido muchas cosas, a ver las cosas de diferente manera, que no todo es blanco o negro, que simplemente necesitan otra metodología a la hora de aprender y es tan válida como cualquier otra. Que necesitan su ritmo y mucho refuerzo, y no me refiero sólo a nivel académico, si no emocional.

Hablando desde el cariño y el respeto, con esta entrada al blog, me encantaría que los profesores de los centros, aquellos que ignoran o no dedican tiempo a estos alumnos, piensen la importancia que tienen en el futuro de ese estudiante y que un pequeño cumplido o gesto, puede marcar a ese estudiante de por vida.

Ir arriba